Consigue el éxito de tu Web

Consigue el éxito de tu Web

Factores de una web de éxito

En este artículo se tratan los factores esenciales de una web de éxito. Su estructura es:

  1. El objetivo de la web.
  2. La indexación y el contenido.
  3. La necesidad de simplicidad.
  4. Análisis de las estadísticas web.

1. El objetivo de la web:

Una web de éxito está enfocada en entender a sus clientes y solucionar sus necesidades. Para ello has de tener muy claro:

  • Quién es tu público objetivo, las personas a las que enfocas la web.
  • Las dos o tres tareas más significativas que vienen a realizar estos visitantes a tu web.

Las personas están en Internet para realizar acciones concretas en el menor tiempo posible. Has de medir en qué grado consiguen tus usuarios completar satisfactoriamente lo que ha venido a hacer a tu web.

Para ser una herramienta de márketing efectiva, cada una de las páginas debe estar diseñada en torno a un único objetivo y tanto el contenido como las imágenes han de estar subordinados a él. Conocerás este punto de enfoque como resultado del análisis que has realizado de tu público objetivo y de las tareas que vienen a realizar a tu web.

No es recomendable presentar un gran abanico de opciones a los usuarios de la web. Es mucho mejor concentrarse en lo que necesitará tu público favorito y no intentar satisfacer a todo el mundo.

Lo que les interesa a las personas es lo qué hay en tu web para ellos, el beneficio que pueden obtener a cambio del tiempo que dedican a visitarla. Únicamente puedes aportar un valor significativo cuando te enfocas bien a un grupo concreto de gente.

2. La indexación y el contenido:

Además de en los visitantes, la web tiene que estar hecha pensando en los buscadores, especialmente en Google. Ha de ser sencilla de indexar:

  • Evita enlaces mal jerarquizados. Has de facilitar a los buscadores el acceso al contenido de tu web.
  • Busca enlaces “externos”, que otras webs relevantes enlacen a la tuya.
  • Actualiza a menudo el contenido de la web.

Escribir para la web tiene sus peculiariadades: los textos han de ser breves y has de buscar la conversión, la realización paso a paso del camino hacia tu objetivo. Más que tener muchas visitas, lo que interesa es el número de conversiones a tu objetivo conseguidas. Esto condiciona el beneficio que obtienes de tu web.

Una página web es una herramienta de comunicación. Ganarás mucho si fomentas un diálogo con tus usuarios. Para ello, la página ha de tener una personalidad definida y adecuada al mensaje que transmite. Tu dirección de correo electrónico y el teléfono de contacto han de ser fáciles de conocer. Al menos la posibilidad de contactar por e-mail ha de estar en cada página.

Pregunta a tus lectores, pídeles su opinión sobre tu web, incítales a encontrar fallos y a comunicártelos. Haz que sientan tu web como suya. Dales valor, información relevante, un archivo pdf con un buen contenido sobre tu especialidad y artículos útiles que les ayuden a mejorar sus negocios.

Realiza propuestas claras en las que el lector vea a primera vista el retorno de la inversión que recibirá si compra tu producto/servicio. Pon fecha límite a tus ofertas o marca una cantidad determinada en la que se va a poder comprar tu producto/servicio a este precio, antes de que suba. Aporta a tus páginas un tono y una personalidad que acompañen a tu mensaje.

3. La necesidad de simplicidad:

Los negocios de Internet de más éxito son simples, evitan al máximo la complicación. Utiliza un diseño sencillo y elegante. Sólo se recomienda utilizar Flash en lugares muy determinados en los que aporte algún valor especial.

Los creadores de una web de éxito utilizan fórmulas que se ha comprobado que funcionan bien. Tu web ha de tener una estructura parecida al resto de webs, con lo que resulará familiar y fácil de usar a tus usuarios.

Ten presente que tu página tiene una pequeña pantalla para presentarse y que cada vez que añades un nuevo elemento, haces la vida más complicada al lector. Mantén el diseño simple y enfocado a los dos o tres tipos de persona objetivo, olvidándote de todos los demás.

La web es un campo de aprendizaje en base a la experiencia, tanto propia como de otras personas. Ves aprendiendo en base a lo que te enseña gente experta y a partir de los resultados de los cambios que vas aplicando a tu web.

4. Análisis de las estadísticas web:

La mejor manera de realizar un seguimiento constante de la evolución de un site de Internet es utilizando un buen sistema de estadísticas web. El que mejor relación calidad-precio ofrece en estos momentos es Google Analytics, que proporciona mucha información relevante y además es gratuito.

Vale realmente la pena. Además de sus capacidades, se integra muy bien con los datos de las campañas de Adwords.

Puedes abrir una cuenta de Google Analytics en la siguiente dirección:http://www.google.com/analytics/sign_up.html

Los datos básicos que has de ir siguiendo día a día son:

  1. Las páginas vistas.
  2. El número de visitantes.
  3. La duración de cada visita.
  4. El recorrido que hacen los usuarios por tu web.
  5. El grado de consecución de tus objetivos.
  6. Dónde se producen los “abandonos” de los visitantes: las páginas donde salen de tu web para ir a otra.

Lo fundamental del análisis de los datos de las estadísticas web son las tendencias, cómo evoluciona la web en el tiempo.

En referencia a las pruebas, lo mejor es realizar los cambios paulatinamente, uno cada vez. Haces un cambio, mides su efecto, aprendes y pones en práctica la conclusión a la que has llegado. Y continúas adelante en el proceso de mejora continua.

Espero que este artículo sobre los factores web de éxito te ayude a mejorar mucho los resultados que obtienes de tu inversión en Internet.

Comparte este artículo